martes, 25 de octubre de 2016

Kioto III

Hola aventureros/as

Para los que tengan curiosidad, Citibank me ha devuelto el dinero que pretendía cobrarme injustamente... aún así, recomiendo no sacarle el ojo de encima!!! de esta vuelta me he dado cuenta, pero... y si no lo llego a hacer?

Prosigamos con el viaje. Tras asistir a un espectáculo de maikos, continuamos conociendo Kyoto en nuestro último día de visita.

Fijaos, qué Tori más impresionante en medio de la ciudad. Las Toris son puertas sintoístas



Este templo está en pleno centro de Kyoto





Vámonos al famoso templo zen: el Ryoanji Temple



Sin lugar a dudas, el Kinkakuji o templo de oro, es lo que más me ha impresionado... todo un lujo el poder vivir esta experiencia. Viajeros y viajeras amantes de lo nipón: no os lo podeis perder!




Qué tal si cogemos el autobús hasta el centro?

Anda!! de casualidad nos hemos encontrado con un desfile... parece ser que la ciudad está en fiestas...

Las geishas suelen participar en estos desfiles, es parte de su trabajo... os contaré más sobre ello en la próxima entrada. De momento os dejo con un breve vídeo que tuve la suerte de grabar en el último segundo



Cómo me ha gustado Kyoto!! Kyoto es la ciudad más tradicional de Japón y en ella puedes encontrar la repreentación de la cultura y tradición japonesa. A diferencia de Tokyo y Osaka, el estereotipo japonés se encuentra en Kyoto... nada que ver son Shibuya (Tokyo)


Kyoto es grandioso. Mucha gente prefiere Kyoto a Tokyo... personalmente, me quedo con la gran ciudad.... (tras la revisión de esta entrada a fecha de octubre del 2016  os diré que he cambiado radicalmente desde mi vuelta de Japón y que, hoy por hoy, dejaría la gran ciudad de lado y volvería al Japón Zen)

Venga!! que se nos va el Shinkansen!!


2 comentarios:

Chespirit dijo...

diox.. era mucha pasta solo de comisiones..
precioso el kinkakuji y el resto tambien.. de verdad lo digo que de todo lo he podido ver de japon kioto es la ciudad perfecta para morir..
un abrazo guapa y saludos al resto de la gente.

Anónimo dijo...

un besazo, abuela. Que recuerdos...
Superabu